Obsesión por el Cielo - #669

Estudiando la Primera Generación de Estrellas. En este programa en vivo de “Obsesión por el Cielo” platicamos sobre los diferentes tipos de estrellas que se han formado en el Universo basándonos en su composición química. La primerísima generación de estrellas debió estar formada únicamente de hidrógeno y helio, los dos elementos que se crearon en el Big Bang. Por lo mismo que la composición era hidrógeno y helio solamente (sin otros elementos), y por una mayor densidad de materia oscura, estas primeras estrellas debieron ser mucho muy masivas. Como sabemos, las estrellas masivas transforman la materia en sus núcleos con mucha mayor rapidez y, después de unos cuantos millones de años, terminan su existencia como supernovas, arrojando grandes cantidades de elementos más pesados que el hidrógeno y el helio producidos por fusión nuclear. Estos elementos se combinan con el gas y forman otras generaciones de estrellas, pero cada vez con mayor proporción de “metales” (cualquier elemento que no sea ni el hidrógeno ni el helio). Estas posteriores generaciones de estrellas, debido a la creciente proporción de “metales” en el gas, no son tan masivas como las primeras generaciones de estrellas de puro hidrógeno y helio. Esto les permite también vivir más tiempo. Actualmente las estrellas del disco de la Vía Láctea tienen la mayor proporción de “metales” y son conocidas como estrellas de Población I. Nuestro sol es una de estas. Las estrellas que formaron los Cúmulos Globulares de nuestra galaxia y que orbitan en el Halo son llamadas de Población II por sus relativa escases de “metales” con respecto a las estrellas del disco, y también tienen mayor antigüedad. Las estrellas primogénitas, de Población III, no han podido ser observadas directamente simplemente porque ya no existen. Ofrecemos también, como es costumbre, nuestras secciones informativas.


00:0000:00


Share | Download(Loading)