Obsesión por el Cielo - #651

Las Mareas de la Tierra. En este programa en vivo de “Obsesión por el Cielo” platicamos sobre el efecto gravitacional de las mareas sobre los océanos de la Tierra. Comenzamos con un poco de historia de nuestra progresión del conocimiento sobre este fenómeno. La coincidencia de las mareas altas en las costas de la Tierra con la presencia de la Luna alta en el horizonte fue siempre conocida desde la Antigüedad. No fue hasta que Isaac Newton formalizó el concepto de la fuerza de la gravedad que tuvimos las herramientas para poder entender y cuantificar este fenómeno. No solamente la Luna causa dos mareas altas y dos bajas al día, sino que también el Sol lo hace en menor grado. La combinación de la posición de la Luna alrededor de la Tierra y la del Sol causa mareas muy altas (mareas vivas) cuando se encuentran los astros en sicigia (Luna Nueva y Luna Llena), y mareas muy bajas (mareas muertas) cuando la Luna se encuentra a 90º en el cielo del Sol. A esto agregamos las complicaciones de que las órbitas de la Luna alrededor de la Tierra y de la Tierra alrededor del Sol no son circulares (variando distancias), que el eje de rotación de la Tierra y el plano de la órbita lunar están inclinados con respecto a la Eclíptica, y que las configuraciones y profundidades de las costas terrestres varían mucho. Esto resulta en grandes dificultades para predecir mareas en forma teórica. Hay que apoyarnos en observaciones empíricas locales para poder refinar nuestros modelos de las mares. Este fenómeno de mareas entre la Tierra y la Luna ha causado que la Luna ahora gire sobre su eje con el mismo período con el que viaja alrededor de la Tierra (mostrando siempre la misma cara) y poco a poco sigue disipando energía de la Tierra a la Luna, alejando lentamente a la Luna de la Tierra y frenando la rotación terrestre. Ofrecemos también, como es costumbre, nuestras secciones informativas.

00:0000:00


Share | Download(Loading)